Sopa castellana

Cómo cocinar una sopa castellana.


Pan duro de hogaza, ajo y pimentón son los humildes ingredientes de la sopa castellana o sopas de ajo, que durante muchos años fue almuerzo de pastores y labradores, al que se agregan huevos, jamón y chorizo aumentando su valor energético para reponer fuerzas y continuar las largas jornadas de sol a sol.

Ingredientes

  • 100 gr. de pan de hogaza
  • 50 g de jamón
  • 50 g de chorizo
  • 80 gr. de manteca de cerdo (o aceite de oliva)
  • 3 ó 4 dientes de ajo
  • Sal
  • pimentón (dulce o picante, al gusto)
  • 4 Huevos
  • Agua

Preparación

  1. En un puchero de barro se dispone la grasa (manteca o aceite), calentando para freir en ella los dientes de ajo pelados y troceados.
  2. Cuando estén dorados se retiran y se majan en el mortero con el pimentón (una cucharada), sumando un poco de grasa que homogenice bien.
  3. Mezclar con el resto del puchero.
  4. Aparte, en la cazuela de barro, se coloca el pan picado en capas con el jamón y el choizo y se cubre con agua caliente, poniéndola al fuego.
  5. Añade el majado con la grasa y sazonar con sal.
  6. Cuece todo a fuego vivo durante unos 10 minutos, removiendo con cuchara de madera, y luego, a fuego lento unos 15 minutos más.
  7. Al momento de servir se pone en cada cazuela un huevo.