Segovia

La cuidad de Segovia y la provincia a la que da nombre está situada en la comunidad de Castilla y León, junto con Avila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora. La comunidad autónoma se encuentra enclavada en la submeseta septentrional de la península ibérica y circundada por el sistema Cantábrico, Ibérico, Central y la frontera con Portugal. Sus 94.193 kilómetros cuadrados convierten a esta región en la más extensa de Europa, aunque su población supera por poco los dos millones y medio de habitantes (2.504.000).

Por carretera puede elegir como vías de acceso la N-VI; N-630; N-1 y N-620 además de una extensa red ferroviaria y aérea, que recala en los aeropuertos de Villanubla en Valladolid y Matacén en Salamanca. Su historia, alimentada por múltiples culturas desde los orígenes de la humanidad, ha dejado como huella una variedad artística que se plasma a lo largo de la geografía en verdaderas joyas en forma de iglesias, catedrales, museos, ciudades patrimonio… y una de sus señas de identidad los castillos.

Aquí se encuentra más del 60% de todo el patrimonio (arquitectónico, artístico,…) existente en España: 8 Bienes Patrimonio de la Humanidad, casi 1.800 Bienes de Interés Cultural clasificados, 112 Conjuntos Históricos, 400 Museos, más de 500 Castillos, de los cuales 16 son considerados de alto valor histórico, 12 Catedrales, 1 Concatedral, y la mayor concentración de Arte Románico del mundo. Con sus 8 Bienes Patrimonio de la Humanidad, Castilla y León es la región del mundo con más bienes culturales Patrimonio de la Humanidad.

Los Montes de Valsaín y la Sierra de Francia en el Sistema Central y el Valle de Laciana, los Picos de Europa y Los Ancares en la Cordillera Cantábrica han sido además declarados Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Plano Ciudad Vieja de Segovia y su Acueducto Romano

La ciudad vieja de Segovia y su acueducto romano fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985, conjunto que incluye su alcázar y su catedral, pero también su muralla, sus iglesias románicas, sus conventos, sus calles estrechas y sus palaciegas mansiones.

Cada época ha dejado una huella en Segovia, siendo en nuestros días una de las más ricas ciudades monumentales de España: romana, arabe, judía y cristiana.