La Catedral de Segovia: un tesoro gótico

La Catedral de Segovia es una de las joyas del gótico tardío español. Se encuentra situada en el centro de la ciudad, en un lugar privilegiado que domina el paisaje.

La historia de la catedral

La construcción de la catedral comenzó en 1525, bajo el reinado de Carlos V. La antigua catedral de Santa María del siglo XV, situada en los actuales jardines de entrada al Alcázar, había sido gravemente dañada durante la Guerra de las Comunidades de Castilla.

En el año 1520 y debido al hostigamiento al que fue sometida la ciudad por las tropas de Carlos V el movimiento comunero se levanta violentamente en Segovia, y durante el asedio al Alcázar, destruyen gran parte del templo donde también se habían fortificado partidarios del emperador.  Durante los meses que dura la revuelta comunera en Segovia hasta su derrota en la batalla de Villalar en abril de 1521, la Catedral de Segovia es usada para asediar y atacar a las tropas que resisten en el interior del Alcázar. El emperador Carlos V ordena la construcción de una catedral nueva en el año 1523.

Dos años más tarde comienza la construcción de la nueva catedral por la familia Gil de Hontañón, con la colaboración de otros arquitectos y artistas. La construcción se prolongó durante más de un siglo, y no se terminó hasta el siglo XVIII.

La construcción de la nueva catedral comenzó en 1525, y duró más de un siglo.

Catedral de Segovia. Vista panorámica
Catedral de Segovia panorámica con girasoles

La construcción de la catedral

Se trasladan y reutilizan diversos elementos del siglo XV procedentes del antiguo templo: en 1524 se comienza a desmontar y montar el bellísimo claustro de Juan Guas, tarea que requiere de cinco años de trabajo; en 1558 también se traslada la Sillería del Coro, un hermoso trabajo en madera de estilo gótico.

Las obras continuaron a cargo de la familia Gil de Hontañón hasta comienzos del XVII. Durante este siglo se finaliza la torre, la portada de San Frutos y dos accesos secundarios más; en el interior se incorporan varios retablos y otras grandes obras de imaginería.  Algunas reformas interiores y el retablo del altar mayor dan por finalizada su construcción en el siglo XVIII.

La catedral fue consagrada en 1768, y es uno de los monumentos más importantes de Segovia.

Catedral de Segovia desde la Plaza Mayor

Arquitectura de la Catedral de Segovia

De estilo gótico tardío casi uniforme en su interior pese a los años que tardó en construirse, solo la cúpula que cubre el crucero construido en 1630 y finalizada por Pedro de Brizuela presenta un aspecto discordante, sobrio e imponente. Cuenta con una planta de 50 metros de ancho por 105 de longitud y sus bóvedas alcanzan una altura de 30 metros. Su estructura es de tres naves y girola, con altos ventanales, fina tracería calada y numerosos vitrales de extraordinaria belleza y calidad.

En la Catedral de Segovia se destaca por su imponente aspecto y tamaño la torre con su campanario de una altura próxima a los 90 metros. Originalmente alcanzaba los 108, siendo la mayor altura de una torre de catedral en España; estaba rematada por un chapitel gótico de estructura piramidal construido en madera de caoba americana que una tormenta incendió en 1614. Ese mismo año se construye el actual chapitel de piedra que corona la torre, finalizándose la obra al año siguiente. Desde el año 2014 está habilitada para la visita del público, pudiendo disfrutar de vistas únicas de Segovia y de la Catedral.

La Catedral de Segovia es llamada la Dama de las Catedrales por su “elegancia y esbeltez”.

El interior de la catedral

El interior de la Catedral de Segovia guarda innumerables riquezas, obras maestras de la pintura y escultura entre las que destacan las siguientes:

    • El retablo mayor: Es un retablo neoclásico del siglo XVIII, obra de Ventura Rodríguez. Está realizado en madera dorada y policromada, y consta de 16 calles y 24 escenas.
    • Los frescos de la capilla del Sagrario: Son frescos del siglo XVI, obra de Juan Fernández de Herrera. Representan escenas de la vida de Cristo y de la Virgen María.
    • La sillería del coro: Es una sillería de madera gótica del siglo XV, obra de Juan Guas. Está realizada en madera de nogal y consta de 104 sitiales.
    • El órgano: Es un órgano del siglo XVIII, obra de Juan de la Torre. Es uno de los órganos más grandes de España, y está considerado como una obra maestra de la organería.
    • Las vidrieras: La catedral cuenta con numerosas vidrieras del siglo XVI, realizadas por los talleres de Arnao de Flandes y Juan de la Hera. Son vidrieras de estilo gótico flamígero, y representan escenas religiosas y profanas.

Además de estas obras, la catedral alberga un gran número de esculturas, pinturas y otros objetos de arte. Algunos ejemplos de estas obras son:

    • La escultura de San Frutos, patrón de Segovia: Es una escultura gótica del siglo XIV, obra de Juan Guas.
    • La pintura de la Virgen de la Fuencisla: Es una pintura gótica del siglo XIV, obra de Juan de Segovia.
    • El relicario de San Frutos: Es un relicario gótico del siglo XIV, obra de Juan de Segovia.

También alberga diferentes espacios visitables como el Claustro de la antigua Catedral, la Capilla de Santa Catalina, actual sala de exposiciones que reúne obras del periodo comprendido entre el siglo XIV al XVII, la Sala Capitular, donde se reunía el Cabildo Catedral y la Sala de Tapices y Ornamentos, con una importante colección inaugurada en 2017.

Catedral de Segovia desde la iglesia de San Martín
Catedral de Segovia vista panorámica

La Catedral de Segovia es un monumento de gran valor cultural y turístico. Es una de las catedrales góticas más bellas de España, y un símbolo de la ciudad de Segovia.
La Catedral de Segovia es un monumento que merece ser visitado y admirado.