Tigres, mejillones rellenos

Cómo cocinar tigres o mejillones rellenos.


Los tigres, mejillones rellenos o mejillones empanados, llámalos como más te guste, es una receta clásica en los pinchos o tapas de los bares, una forma original de presentar una croqueta de mejillón con la que no tendrás que preocuparte de su forma.
Esta es nuestra receta de tigres, una de las múltiples formas de cocinar mejillones, un entrante perfecto que puedes preparar con anterioridad o reservar congelado a falta de fritura para consumir preferentemente caliente con el empanado aún crujiente.

Ingredientes

  • 1 Kg. de mejillones
  • 1 Cebolla mediana
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 2 cuharadas de tomate frito
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1/2 vaso de caldo de cocción de los mejillones
  • 2 dientes de ajo
  • Guindilla picante al gusto
  • 50 Gr. mantequilla
  • 1/2 L. de leche
  • 40 Gr. de harina

Para empanar:

  • Harina
  • Huevo
  • Pan rallado

Preparación

  1. Primero preparamos una bechamel con la mantequilla, harina, leche, sal y pimienta. Reservamos y dejamos enfriar.
  2. Lavamos y limpiamos bien los mejillones quitando las barbas y lapas de las conchas, los abrimos calentándolos al vapor en una cazuela grande.
  3. Sacamos los mejillones de su concha, los troceamos y reservamos todo (la pulpa troceada y las conchas).
  4. Picamos en trocitos muy pequeños, el ajo, la cebolla y el pimiento rojo. Añadimos aceite de oliva en una sartén y freímos la guindilla junto con los ajos, la cebolla y por último el pimiento, removemos de vez en cuando manteniendo a fuego lento hasta que estén bien pochados.
  5. Añadimos los mejillones, el vino, el caldo de la cocción de los mejillones y el tomate frito, dejamos reducir durante 10 minutos a fuego medio.
  6. Mezclamos la preparación de los mejillones con la bechamel y llevamos a la nevera por una hora.
  7. Transcurrido el tiempo rellenamos las conchas de los mejillones con la mezcla y rebozamos con pan rallado, huevo batido y de nuevo pan rallado.
  8. Freir en abundante aceite de oliva caliente y secar en papel absorbente.