Acueducto de Segovia, Plaza del Azoguejo. Fotografía de época

Un poco de historia de Segovia

La historia de Segovia como cuidad importante comienza con la colonización romana, así lo demuestra el acueducto y el hecho de que por la ciudad confluyeran dos importantes calzadas. Comienza su decadencia en el periodo visigodo acentuándose con la permanencia durante doscientos años de los musulmanes en la ciudad. Al ser reconquistada Castilla la ciudad fue repoblándose de gallegos, asturianos, leoneses, vizcaínos y riojanos. En esta es cuando Alfonso VI da fuero propio a Segovia. Es en la Edad Media donde Segovia alcanza su esplendor: Casa de la Trastámara, Juan II, Enrique IV…

Aquí se proclama reina de Castilla a Isabel la Católica en 1474. El alzamiento de los comuneros promovido por los nobles contra Carlos I da comienzo a una nueva decadencia de la ciudad, pero en el siglo XVIII se construye el Palacio de la Granja donde se vuelve a alojar la Casa Real.


La muralla de Segovia y sus puertas

El origen más probable de la muralla de Segovia data del final Imperio Romano, cuando la ciudad pudo ser fortificada dando lugar a un primer trazado del actual recinto amurallado,  el cual se remonta a los tiempos de la reconquista cristiana de Segovia por Alfonso VI a finales del siglo XI. Posteriormente durante los siglos XVI y XVII al ir perdiendo su original función defensiva se fueron agregando elementos como viviendas adosadas a sus muros y las puertas y postigos perdieron su finalidad al suprimirse los derechos de portazgo.

Restauraciones de épocas posteriores y la reciente intervención sufrida dentro del marco del Proyecto de Recuperación del Patrimonio Histórico de Segovia la han preservado y devuelto gran parte los espacios que durante el siglo XIX fueron perdidos del uso público al considerarla urbanísticamente obsoleta.

La muralla de Segovia tiene una longitud aproximada de 3,4 Km y llegó a contar con cinco puertas y siete postigos. De las puertas originales, San Juan, San Martín, San Cebrián, San Andrés y Santiago, sólo se conservan las tres últimas y de los siete postigos originales sólo hay cuatro en la actualidad: el Postigo de San Juan de los Caballeros, el del Consuelo o Santa Columba, el de La Luna y el Postigo del Sol.
Cuenta también con cinco casas fortificadas, El Alcázar, La Casa del Sol, La Casa de los Picos, La Casa de los Condes de Chinchón y la Casa del marqués de Lozoya o Casa de los Cáceres.
Del adarve se conservan algunos tramos visitables y mantiene ochenta de los cubos que fortalecían los puntos donde cambia la dirección del muro.

El Punto de Información Turística de La Muralla de Segovia situado en la Puerta de San Andrés ofrece guías para su visita y venta de entradas para las zonas que lo requieren.

Puerta de San Cebrián


Corresponde al sector más antiguo de la muralla de Segovia. Se abre al valle del Eresma. La construcción responde a una línea más bien austera, sencilla en la composición: se trata de un alto paredón que se abre mediante un arco de medio punto que, según la construmbre, sustituía a una puerta anterior.

El aspecto que luce actualmente se debe a las reformas llevadas a cabo en los siglos XVII y XVIII y a obras de resconstrucción recientes.

Puerta de San Andrés


Esta puerta es un acceso al antiguo barrio judío. Aparece franqueada por dos vigorosas torres, una cuadrada y otra poligonal.

La cara que observa a la ciudad, presenta un caramín con barandilla de madera, donde se venera una pequeña talla de la Virgen del Socorro, de ahí su otra denominación: Puerta del Socorro.

Se abre hacia el cauce del arroyo Clamores. Hace algunos años fue restaurada.

Puerta de Santiago


En la antigüedad era utilizado como albergue de mendigos y viajeros sin recursos.

De tipo mudéjar, ofrece un aspecto fuerte y sólido con un cuerpo inferior de sillería almohadillada. Es cararacterístico su arco de herradura que abre la muralla al barrio de San Marcos.

En el interior se encuentra una estatua de la virgen que, posiblemente, se trate de una representación de la Virgen del Camino.

Postigo del Consuelo o Santa Columba


Situado en la intersección con el Acueducto fue el paso principal de personas que enlazaba el recinto amurallado con la Plaza del Azoguejo, centro comercial entre la ciudad y los barrios extramuros. Una cercana iglesia ya desaparecida dio nombre a este postigo.

Demolido en el siglo XIX y posteriormente reconstruido en el XX utilizando restos de una edificacion desmontada en otro punto de la cuidad.

Postigo de San Juan de los Caballeros


Situada junto a la Plaza de Colmenares y a la Iglesia de San Juan de los Caballeros de la que toma nombre, este postigo abre paso al norte de la ciudad, el valle del río Eresma y el barrio de San Lorenzo.

Restaurado a finales del sigo XX es una entrada sencilla compuesta por un arco de menores dimensiones en la cara externa con una escalinata que baja al valle. El adarve contiguo es transitable en una zona ajardinada junto a la iglesia que actualmente alberga el Museo Zuloaga haciendo de este postigo un rincón particular.

Postigo de la Luna


Frente a la parte sur de la Iglesia de San Martín, perpendicular a la calle Juan Bravo, surge una pequeña y estrecha calle escalonada que nos conduce al Postigo de la Luna, reconstruida a finales del siglo XX imitando la antigua entrada medieval que allí existió.

Postigo del Sol


Finalizando el paseo del Salón se encuentra el Postigo del Sol de similar estructura y restauración que el Postigo de la Luna. A través de sus escaleras nos guía hacia las calles estrechas, íntimas y repletas de pasadizos del antiguo barrio judío.


Catedral de Segovia.

La Catedral de Segovia

Catedral de Segovia. Vista panorámica

La Catedral de Segovia, de estilo gótico tardío, comenzó a construirse en 1525, bajo el reinado de Carlos V, con la colaboración desinteresada de los segovianos y la iniciativa de la familia Gil de Hontañón. Es llamada la Dama de las Catedrales, por su elegancia y esbeltez.

De la antigua catedral de Santa María que se alzaba en los jardines del Alcázar se reutilizó para la nueva el bellísimo claustro de Juan Guas y la sillería del Coro, ambos del siglo XV, en la obra de construcción de la iglesia Mayor de Segovia que no concluyó hasta el siglo XVIII.

Catedral de Segovia. Vista panorámica

La Catedral de Segovia, de estilo gótico tardío, comenzó a construirse en 1525, bajo el reinado de Carlos V, con la colaboración desinteresada de los segovianos y la iniciativa de la familia Gil de Hontañón. Es llamada la Dama de las Catedrales, por su elegancia y esbeltez.

De la antigua catedral de Santa María que se alzaba en los jardines del Alcázar se reutilizó para la nueva el bellísimo claustro de Juan Guas y la sillería del Coro, ambos del siglo XV, en la obra de construcción de la iglesia Mayor de Segovia que no concluyó hasta el siglo XVIII.

Catedral de Segovia. Panorámica desde el valle del Clamores

Posee una estructura en tres altas naves y girola, destacando sus hermosas ventanas de complicada y fina tracería calada así como la extraordinaria calidad de los numerosos vitrales. El interior muestra una notable unidad de estilo (gótico tardío), excepto en la cúpula de 1630 y presenta un aspecto imponente y sobrio.

Sus bóvedas góticas se elevan a 30 metros de altitud y mide de ancho 50 metros y 109 de longitud. El crucero está cubierto con una cúpula finalizada por Pedro de Brizuela en el siglo XVII. La poderosa torre alcanza casi los 90 metros.

Catedral de Segovia. Panorámica desde el valle del Clamores

Posee una estructura en tres altas naves y girola, destacando sus hermosas ventanas de complicada y fina tracería calada así como la extraordinaria calidad de los numerosos vitrales. El interior muestra una notable unidad de estilo (gótico tardío), excepto en la cúpula de 1630 y presenta un aspecto imponente y sobrio.

Sus bóvedas góticas se elevan a 30 metros de altitud y mide de ancho 50 metros y 109 de longitud. El crucero está cubierto con una cúpula finalizada por Pedro de Brizuela en el siglo XVII. La poderosa torre alcanza casi los 90 metros.

Catedral de Segovia desde la Plaza Mayor

El actual chapitel de piedra que corona la torre de la Catedral de Segovia, data de 1614 erigido luego de un gran incendio originado por una tormenta eléctrica. El original, enteramente gótico construido con madera de caoba americana y de estructura piramidal, alcanzaba la mayor altura de España.

En su interior guarda innumerables riquezas; obras maestras de la pintura y escultura, vidrieras del siglo XVI, hasta 23 capillas con interesantes obras de arte, el impresionante altar mayor y el excepcional órgano aún en uso, entre otas cosas.

Catedral de Segovia desde la Plaza Mayor

El actual chapitel de piedra que corona la torre de la Catedral de Segovia, data de 1614 erigido luego de un gran incendio originado por una tormenta eléctrica. El original, enteramente gótico construido con madera de caoba americana y de estructura piramidal, alcanzaba la mayor altura de España.

En su interior guarda innumerables riquezas; obras maestras de la pintura y escultura, vidrieras del siglo XVI, hasta 23 capillas con interesantes obras de arte, el impresionante altar mayor y el excepcional órgano aún en uso, entre otas cosas.


Acueducto de Segovia. Detalle

El Acueducto de Segovia

Acueducto de Segovia. Detalle de arcos centrales

El acueducto de Segovia se construyó para transportar el agua del río Acebeda, nacido en la sierra de la Fuenfría, a la parte alta de la ciudad de Segovia.

En el piso superior los arcos tienen una luz de 5,10 m., algo mayor que en los arcos inferiores, y los pilares son de menor altura y grosor; se remata con el ático por donde discurre el canal, adaptándose el piso inferior a los desniveles del terreno.

Sus 166 arcos de piedra granítica del Guadarrama están constituidos por sillares unidos sin ningún tipo de argamasa mediante un ingenioso equilibrio de fuerza por los empujes que se producen entre unos y otros.

Acueducto de Segovia. Detalle de arcos centrales

El acueducto de Segovia se construyó para transportar el agua del río Acebeda, nacido en la sierra de la Fuenfría, a la parte alta de la ciudad de Segovia.

En el piso superior los arcos tienen una luz de 5,10 m., algo mayor que en los arcos inferiores, y los pilares son de menor altura y grosor; se remata con el ático por donde discurre el canal, adaptándose el piso inferior a los desniveles del terreno.

Sus 166 arcos de piedra granítica del Guadarrama están constituidos por sillares unidos sin ningún tipo de argamasa mediante un ingenioso equilibrio de fuerza por los empujes que se producen entre unos y otros.

Acueducto de Segovia. Panorámica desde la Plaza de la Aritllería

Es el más grande y mejor conservado de época romana, tiene 15 Km. de longitud, aunque el llamado “puente del diablo” que es la parte más conocida pues se alza en medio de la ciudad tiene 728 metros de longitud.

Se desconoce la fecha exacta de su construcción pero los últimos datos lo sitúan entre la segunda mitad del siglo I y comienzos del II, siendo empepradores Vespasiano y Trajano.

Se ha mantenido en activo a través de los siglos y quizás por eso haya llegado al tiempo presente en perfecto estado. Hasta casi nuestros días proveía de agua a la ciudad de Segovia, y más concretamente a su Alcázar.

Acueducto de Segovia. Panorámica desde la Plaza de la Aritllería

Es el más grande y mejor conservado de época romana, tiene 15 Km. de longitud, aunque el llamado “puente del diablo” que es la parte más conocida pues se alza en medio de la ciudad tiene 728 metros de longitud.

Se desconoce la fecha exacta de su construcción pero los últimos datos lo sitúan entre la segunda mitad del siglo I y comienzos del II, siendo empepradores Vespasiano y Trajano.

Se ha mantenido en activo a través de los siglos y quizás por eso haya llegado al tiempo presente en perfecto estado. Hasta casi nuestros días proveía de agua a la ciudad de Segovia, y más concretamente a su Alcázar.

Acueducto de Segovia. Arcos centrales desde la plaza del Azoguejo

Hay una leyenda del acueducto de Segovia en la que se cuenta que una niña subía todos los días hasta lo más alto de la montaña y bajaba con el cántaro lleno de agua. Un día, harta de aquello, pidió al demonio que construyera algún medio para que no tuviera que subir y bajar todos los días con el cántaro.
Entonces, por la noche, se le apareció el diablo y le concedió el deseo a cambio de que si conseguía terminar el acueducto antes de que cantara el gallo, le tendría que dar su alma. La niña accedió y el diablo comenzó a construir el acueducto, momento en que la niña se arrepintió de haberlo deseado.
Justo cuando le quedaba una piedra para terminar cantó el gallo, lo que hizo que el diablo fracasara y la niña no perdiera su alma. En el hueco que quedó es donde está ahora puesta la estatua de la Virgen de la Fuencisla.

Acueducto de Segovia. Arcos centrales desde la plaza del Azoguejo

Hay una leyenda del acueducto de Segovia en la que se cuenta que una niña subía todos los días hasta lo más alto de la montaña y bajaba con el cántaro lleno de agua. Un día, harta de aquello, pidió al demonio que construyera algún medio para que no tuviera que subir y bajar todos los días con el cántaro.
Entonces, por la noche, se le apareció el diablo y le concedió el deseo a cambio de que si conseguía terminar el acueducto antes de que cantara el gallo, le tendría que dar su alma. La niña accedió y el diablo comenzó a construir el acueducto, momento en que la niña se arrepintió de haberlo deseado.
Justo cuando le quedaba una piedra para terminar cantó el gallo, lo que hizo que el diablo fracasara y la niña no perdiera su alma. En el hueco que quedó es donde está ahora puesta la estatua de la Virgen de la Fuencisla.


Alcázar de Segovia. Entrada y torre del homenaje.

El Alcázar de Segovia

Alcázar de Segovia, vista del recinto amurallado, Judería y Catedral al fondo

El Alcázar de Segovia está emplazado en la confluencia de los ríos Clamores y Eresma, se adapta a la roca sobre la que se eleva formando más o menos un rectángulo acabado en punta, como la proa de un gran barco. Desde aquí, se observa una estupenda vista de la Iglesia de la Vera Cruz, de la localidad de Zamarramala y del Monasterio del Parral.

El origen data de un antiguo castro celta, que poblaron la colina donde hoy se encuentra el casco antiguo de Segovia. Los romanos adaptarón esta fortificación, aunque sería completamente abandonada entre los siglos IX y XI con la invasión árabe.

Alcázar de Segovia, vista del recinto amurallado, Judería y Catedral al fondo

El Alcázar de Segovia está emplazado en la confluencia de los ríos Clamores y Eresma, se adapta a la roca sobre la que se eleva, formando más o menos un rectángulo acabado en punta, como la proa de un gran barco. Desde aquí, se observa una estupenda vista de la Iglesia de la Vera Cruz, de la localidad de Zamarramala y del Monasterio del Parral.

El origen data de un antiguo castro celta, que poblaron la colina donde hoy se encuentra el casco antiguo de Segovia. Los romanos adaptarón esta fortificación, aunque sería completamente abandonada entre los siglos IX y XI con la invasión árabe.

Alcázar de Segovia y Sierra de Guadarrama al fondo

La repoblación de Segovia comenzó entre finales del siglo XI y principios del siglo XII. Con ella la prosperidad llegó a la ciudad y gracias a ello la construcción del Alcázar de Segovia sobre las ruinas de la antigua fortificación.

Felipe II ordenó rehacer las cubiertas de las torres con pizarra y sus almenas permiten la entrada de un poco de luz, dándole el aspecto de “castillo de cuento” que actualmente presenta.

Alcázar de Segovia y Sierra de Guadarrama al fondo

La repoblación de Segovia comenzó entre finales del siglo XI y principios del siglo XII. Con ella la prosperidad llegó a la ciudad y gracias a ello la construcción del Alcázar de Segovia sobre las ruinas de la antigua fortificación.

Felipe II ordenó rehacer las cubiertas de las torres con pizarra y sus almenas permiten la entrada de un poco de luz, dándole el aspecto de “castillo de cuento” que actualmente presenta.

Alcázar de Segovia. Vista desde la confluencia de los ríos Eresma y Clamores

Este Palacio-Castillo fue marco espléndido de transcendentales efemérides tales como: la celebración de las Cortes Generales en varias ocasiones; el memorable momento en que Isabel la Católica salió de su recinto para ser coronada reina de Castilla (1474); las bodas de Felipe II con Ana de Austria (1570), y otras muchas. En 1764 Carlos III destinó el Alcázar a Academia de Artillería.

En 1862 un incendio destruyó gran parte del Castillo. Las obras de restauración se terminaron en 1890 y en él se instaló el Archivo General Militar del Reino, que aún permanece.

Alcázar de Segovia. Vista desde la confluencia de los ríos Eresma y Clamores

Este Palacio-Castillo fue marco espléndido de transcendentales efemérides tales como: la celebración de las Cortes Generales en varias ocasiones; el memorable momento en que Isabel la Católica salió de su recinto para ser coronada reina de Castilla (1474); las bodas de Felipe II con Ana de Austria (1570), y otras muchas. En 1764 Carlos III destinó el Alcázar a Academia de Artillería.

En 1862 un incendio destruyó gran parte del Castillo. Las obras de restauración se terminaron en 1890 y en él se instaló el Archivo General Militar del Reino, que aún permanece.


Plano Ciudad Vieja de Segovia y su Acueducto Romano

Segovia, ciudad patrimonio

Segovia

La cuidad de Segovia y la provincia a la que da nombre está situada en la comunidad de Castilla y León, junto con Avila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora. La comunidad autónoma se encuentra enclavada en la submeseta septentrional de la península ibérica y circundada por el sistema Cantábrico, Ibérico, Central y la frontera con Portugal. Sus 94.193 kilómetros cuadrados convierten a esta región en la más extensa de Europa, aunque su población supera por poco los dos millones y medio de habitantes (2.504.000).

Por carretera puede elegir como vías de acceso la N-VI; N-630; N-1 y N-620 además de una extensa red ferroviaria y aérea, que recala en los aeropuertos de Villanubla en Valladolid y Matacén en Salamanca. Su historia, alimentada por múltiples culturas desde los orígenes de la humanidad, ha dejado como huella una variedad artística que se plasma a lo largo de la geografía en verdaderas joyas en forma de iglesias, catedrales, museos, ciudades patrimonio… y una de sus señas de identidad los castillos.

Aquí se encuentra más del 60% de todo el patrimonio (arquitectónico, artístico,…) existente en España: 8 Bienes Patrimonio de la Humanidad, casi 1.800 Bienes de Interés Cultural clasificados, 112 Conjuntos Históricos, 400 Museos, más de 500 Castillos, de los cuales 16 son considerados de alto valor histórico, 12 Catedrales, 1 Concatedral, y la mayor concentración de Arte Románico del mundo. Con sus 8 Bienes Patrimonio de la Humanidad, Castilla y León es la región del mundo con más bienes culturales Patrimonio de la Humanidad.

Los Montes de Valsaín y la Sierra de Francia en el Sistema Central y el Valle de Laciana, los Picos de Europa y Los Ancares en la Cordillera Cantábrica han sido además declarados Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Plano Ciudad Vieja de Segovia y su Acueducto Romano

La ciudad vieja de Segovia y su acueducto romano fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985, conjunto que incluye su alcázar y su catedral, pero también su muralla, sus iglesias románicas, sus conventos, sus calles estrechas y sus palaciegas mansiones.

Cada época ha dejado una huella en Segovia, siendo en nuestros días una de las más ricas ciudades monumentales de España: romana, arabe, judía y cristiana.